Ahora a la Corte Suprema / Se cierra un ciclo

Mideplan está apelando a la sentencia de la Corte de Apelaciones. Aún queda ese camino que recorrer, pero tengo la convicción que allí también nos irá bien.

Tal vez recordaré 2010 como el año de las catástrofes, físicas y laborales. Pero más bien quiero anotarlo en la historia de  mi vida como el año en que cerré un ciclo, iniciado casi 20 años atrás, cuando ingresé a Mideplan. Estoy vaciando mis cajones, estoy conservando las cosas buenas, y echando a la papelera las cosas malas, no quiero cargar mi mochila con malos recuerdos, con amarguras, sino que quiero irme con la amistad de los verdaderos amigos y amigas, que al fin de cuentas, no resultaron muchos, pero su calidad compensa la cantidad.

No me despido de este blog, aún queda mucho por anotar. Por cierto, cierro el capítulo Mideplan, no obstante con algo de tristeza. No voy a expresar el motivo de ella, ya pronto dejará de ser un mal recuerdo. No obstante, me llevo conmigo una experticia que me acompañará aún unos años, en los nuevos rumbos laborales y de vida que tomo a partir de ahora.

Esta artículo fue publicado en Las peleas de un -casi- ex empleado fiscal, Opinión. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu correo no será publicado. Los campos requeridos están marcados *

*

Puedes utilizar las siguientes etiquetas de HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>