Comentarios a “La Corte Suprema ha hablado”

La Suprema no hace más que legitimar una arbitrariedad de la administración del Estado, que se ha constituido en el peor empleador del país. En su fallo, la Corte alega que mi contratación se fundamenta en “razones de buen servicio” y por esas mismas razones la ley permite el término anticipado de mi contrata.

No voy a discutir la legalidad del acto, pero sí su arbitrariedad y falta de ética. Las contratas y los honorarios han sido un recurso ampliamente usado en la administración del Estado para financiar sus equipos de funcionarios, ya que la dotación de planta de los servicios se ha mantenido inalterada a lo largo de los años, frente a los requerimientos de más y más personal. En tal perspectiva, si bien la letra de la ley contempla el recurso de contratas y honorarios para satisfacer necesidades de caracter transitorio, en los hechos durante los gobiernos de la Concertación aquellas se usaron para satisfacer las necesidades permanentes de los servicios. Este es un tema que nunca logró concitar voluntades entre los gobiernos de la Concertación y la Anef para encontrar una solución. Y el gobierno actual usa la ley, y se deslinda de responsabilidades, culpando a los que no fueron capaces de arreglarla. “No me echen a mí la culpa, solo estoy usando una herramienta que me dejaron a la mano”

Voy a hace un paralelo con el sector privado. Después del terremoto del 27/2, el gobierno pidió a los empresarios que en la zona desvastada no usaran la cláusula “por razones de fuerza mayor” para despedir a su personal. La clásula es legal, pero en ese momento, su aplicación no era ética, dado el alto volumen de cesantía como efecto del sismo.

En mi caso, la aplicación de la cláusula “por razones de buen servicio” puede ser legal, pero no es ética, porque no fueron por esas razones por las que se dio término anticipado a mi contrata. Más aún, no se puede alegar que mi cargo era “transitorio”. 19 años en la Serplac, ¿un cargo “transitorio”? Y si por razones de buen servicio fuera, ¿por qué se contrata nuevo personal para suplir los funcionarios desvinculados?

Esta artículo fue publicado en Las peleas de un ex empleado fiscal. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu correo no será publicado. Los campos requeridos están marcados *

*

Puedes utilizar las siguientes etiquetas de HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>