Triste historia de un ex – seremi

Los hechos

Fue el único miembro del gabinete regional que ha sido sacado de su cargo. No se puede hablar de una crisis en la conducción del gobierno regional, ya que no hubo, como lo ha habido en otras oportunidades, un movimiento masivo de jefes de servicio. En el nivel nacional, solo han sido dos los seremis de Serplac que han cesado en sus funciones en esta oportunidad, por lo que tampoco se puede hablar de un ajuste a nivel de Mideplan. Este personaje solitario, que está pagando sus propios errores, es Fernando Bustos Benassi, personaje de triste pasar por la Serplac de La Araucanía.

Bustos se caracteriza por vivir en el pasado, él estaba cómodo en los tiempos de la dictadura, y para él parece que esa fue la mejor época, que no debiera haber quedado atrás. Característico de su actuar despótico, fue por ejemplo la prohibición de permitir el acceso a la Serplac, una oficina pública, a cualquiera de los funcionarios desvinculados el año pasado.

El viernes 14 hubo un gabinete de ministros en terreno en Temuco, entre los cuales estaba el Ministro Kast, de Mideplan. Entre los temas que se trató en ese círculo, estuvo el tema de la permanencia del seremi de Serplac. Por eso, el lunes 17, a primera hora de la mañana, llegó un mensaje desde la Unidad de Comunicaciones de Mideplan dando cuenta de la salida de Bustos y del otro seremi de Serplac. Lo intempestivo de la comunicación no le dio tiempo a aquél para poner sobre guardia a sus subordinados, antes que se enteraran por un medio externo a su oficina. Pero el ex – seremi ya tenía claro su destino, sellado en algún momento de la visita de los ministros a la región, ya que así lo dijo a quienes le preguntaron, aunque no relevó el motivo por el cual era dejado de lado. El jueves de esa semana, Bustos habría presentado su renuncia al intendente Molina, siendo “premiado” con la jefatura del IPS regional.

¿Qué antecedentes tuvo el ministro Kast para dejar fuera a su representante en La Araucanía? ¿Cuál fue la trayectoria en descenso de Bustos, desde que asumió en abril de 2010 hasta llegar a tener el triste mérito de haberse convertido “…en el primer seremi en dejar el Gabinete del intendente Andrés Molina a menos de un año de Gobierno“?

Vamos viendo…

Bajo su dirección, la Serplac tuvo una participación absolutamente marginal en el famoso Plan Araucanía, cuya formulación fue liderada por el Seremi de Economía. La Serplac de La Araucanía, tanto en los tiempos de la dictadura como en los tiempos del retorno a la democracia, mostró siempre la capacidad técnica y profesional para abordar diferentes tareas de planificación, liderando la formulación de diferentes planes de emergencia por catástrofes, las diferentes versiones de la estrategia regional de desarrollo, y gozaba de un prestigio y poder de convocatoria que le permitía estar a la cabeza en estos desafíos. ¿Y qué hace Bustos? Tira por la borda todo aquello, y asume un papel de espectador, desaprovechando un equipo de profesionales con el que hasta ese momento contaba, antes de desmantelarlo como lo hizo posteriormente. Y no es que Mideplan no estuviera interesado en el Plan Araucanía, ya que designó un equipo al interior de la División de Estudios para que se hiciera cargo de su formulación y gestión.

En este escenario, Bustos sufrió el bochorno de ser reprendido en una reunión, ante algunas críticas que intentó levantar. Una profesional le contestó que el que nada aportaba, no tenía derecho a opinar, lo que fue refrendado por otro de los seremis presentes. ¿Un seremi, hecho callar por una funcionaria de rango medio, y con razones incontestables?

Para qué decir del Plan de Reconstrucción. Pareciera que para Bustos, el terremoto había ocurrido en otra región del planeta.

Desmembrando a la Serplac.

Bustos ejecutó también el desmantelamiento del equipo profesional de la Serplac, cosa que ya he comentado anteriormente. Dejó inoperativa a una Unidad Social que tenía logros que superaban los de sus pares en el resto de las regiones. Cercenó la Unidad de Inversiones, dejando fuera a analistas con años de experticia y calificación técnica, incluso con perfeccionamiento en el Ciapep y en el Diplomado de Evaluación de Proyectos de la PUC, liderados por el maestro Ernesto Fontaine. Y esto en un año que va a ser crucial en términos de inversión, donde se demandarán proyectos y más proyectos aprobados con diligencia por Serplac.

Pero veamos, de quiénes más se desprendió Bustos. Dos de los funcionarios desvinculados, con años de excelente trayectoria profesional, y con títulos de post grado, fueron rápidamente recontratados en el servicio público, tanto por su calidad como porque no había ningún reparo, ni técnico ni político, contra sus personas. Claramente, aquellos funcionarios no eran prescindibles. ¿Con qué criterios actuó en este caso el ex – seremi?

Solo en el mundo

Otro punto en contra: cero feeling con el ministro (no voy a mencionar qué feeling tenía con sus pares del gabinete regional). El ministro Kast, cuando necesitaba información regional, no se dirigía a su seremi, sino a un jefe de un servicio regional de otro ministerio. Seguramente hay un grado de amistad involucrado allí, pero no deja de llamar la atención el tema. Más aún, que cuando el ministro visitaba la región, no tenía mayor contacto con su seremi.

Si no tienes algo inteligente que decir, mejor calla

Más de una vez el protagonista de esta historia emitió opiniones que dejaron marcando ocupado a quienes las escucharon. Pero las más públicas fueron las polémicas declaraciones que impulsaron al diputado Chahín a denunciarlo a Contraloría y a oficiar a Kast y al intendente. Lo que dijo Bustos en esa ocasión se le puede permitir al intendente, a los parlamentarios, pero no a quien está a cargo del sistema nacional de inversiones en la región: el responsable de la aprobación técnica de los proyectos financiados con fondos públicos, no puede estar proclamando al mundo que se favorecerá a los municipios oficialistas por sobre los de oposición. Eso es destruir las bases mismas del sistema de inversiones. ¿Habrá pesado esta no meditada metida de pata en la decisión de dejarlo de lado?.

Patéalo para el lado.

Tal vez lo que realmente gatilló la salida de Bustos fue la querella criminal por delito de desacato que lo afecta, tal vez para restar presiones a Mideplan mismo. Repetidas veces, la Corte de Apelaciones de Temuco conminó al ahora ex – seremi a acatar la orden de no innovar en relación al recurso de protección presentado por un colega y por este bloguero al haberse puesto término anticipado a nuestras contratas. Asesorado por el gabinete de la subsecretaria, o por cuenta propia, Bustos interpretó a su amaño dicha orden, no la obedeció y cometió desacato.  Sobre esta base  se presentó la querella, admitida por el Tribunal de Garantía de Temuco, con el siguiente argumento:

Al haberse cometido la conducta ilícita por un funcionario público, que es el representante del Sr. Ministro de Planificación en la Región y que es un funcionario de la exclusiva confianza del Presidente de la Republica, se compromete de una manera especial el deber de cumplimiento de la ley y la Constitución Política que obliga a todos los servidores públicos y cobra especial relevancia su persecución y sanción, puesto que en el acatamiento irrestricto de las resoluciones judiciales (en el caso, el respeto al imperio de los tribunales – que es el bien jurídico afectado) descansa el principio de separación de poderes del Estado del cual son expresión las normas de los articulo 6 y 7 de la Carta Fundamental.

Se fue, ¿alguien lo echa de menos?

En la Serplac no, por lo menos. Renovación Nacional le debe haber perdido una importante y estratégica seremía, que desde ahora será controlada por la UDI. Tengamos un minuto de silencio por los funcionarios del IPS regional, donde ahora estará aplicando sus prácticas dictatoriales.

Esta artículo fue publicado en Opinión. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Triste historia de un ex – seremi

  1. christian dice:

    este viejo maricon del bustos me hecho sin motivo alguno, no entiendo como todavia no se dan cuenta de la calaña de viejo inutil que es, ahora mas encima le trajeron un wn homosexual, que es tan despota como el, se llama sergio bravo, un weas que no sabe n dnde esta parado, en fin trabaje en el IPS durante casi 5 años, siempre con un desempeño eficiente, si hay alguien que debia irse no era yo, en fin me encantaria hacer justicia y denunciar a estos ctm pero es una perdida de tiempo, la ley los proteje, ojala algun dia paguen por el daño que me hicieron y el daño que le hicieron a otros 5 colegas que fueron despedidos injustificadamente.

Deja un comentario

Tu correo no será publicado. Los campos requeridos están marcados *

*

Puedes utilizar las siguientes etiquetas de HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>